MENTE DESPEJADA CON EL TALLER DE MEDITACIÓN DE ASHEMADRID

El pasado 20 de febrero, estrenamos una actividad que muchos de nuestros socios estaban esperando, el Taller de Meditación. Con Alfonso Castro como ponente y guía de las meditaciones, quien instruyó en esta primera introducción en el mundo de la meditación, que, como cualquier otra actividad, necesita su entrenamiento.

Tal y como indicamos en nuestras comunicaciones, la meditación tiene múltiples beneficios en nuestro bienestar físico y sobre todo mental, mejorando la gestión del estrés, y por tanto nuestra calidad de vida, aportándonos la calma que necesitamos.

Las personas con hemofilia y sus familiares, a veces tienen que lidiar con factores estresantes derivados de la patología, como el dolor o la preocupación en ciertos momentos, por eso es fundamental reservar un momento del día para poder “vaciar la mente” y relajarse.

Alfonso comentó que la meditación es una forma de conectar con nuestro interior siendo algo que se remonta  a otras culturas, como la budista, que utilizaban esta técnica para conectar con su espiritualidad.

Es una forma de alinear los centros de energía o chacras, habiendo 7 puntos de energía en el cuerpo.

Esta pandemia, está provocando que sea  una época difícil para todos, y que se sume a nuestras preocupaciones del día a día, para ello la meditación puede ayudar a centrar mejor los problemas y colocar nuestros pensamientos.

Cuando intentamos meditar, sobre todo las primeras veces, es habitual que durante el silencio aparezca la rumiación de la mente, es decir esos pensamientos invasivos que a priori nos parecen incontrolables, afloran nuestras preocupaciones, por ello, es mejor dejar que pasen esos pensamientos por la cabeza y dejar que se vayan de manera consciente hasta conseguir la calma mental.

Existe una relación entre la meditación y el mindfulness, sobre todo con su concepto de atención plena, de estar en el momento presente más absoluto, sin que el futuro ni el pasado perturben esa concentración en el aquí y el ahora, haciendo un especial hincapié en la atención a la respiración, la cual tiene que ser larga y profunda.

Mantener una postura correcta, con la espalda recta y a la vez estar en una posición que nos resulte cómoda y encontrar un lugar tranquilo es muy importante para facilitar el proceso.

Alfonso realizó primero una práctica con los asistentes para el manejo de la respiración y después pudieron realizar dos meditaciones guiadas de corta duración para ir entrenando y sumergirse en este mundo que sin duda aporta calma y bienestar.

Si no has podido asistir a esta actividad, no te preocupes, porque habrá más oportunidades como esta durante el año.

Compartir Árticulo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email